Santiago Avellaneda Ibargüen (1922)

*** Es un hombre muy mayor al que ya le falla algo la memoria. En la última parte de la grabación habla su hijo aportando algún dato más (sus opiniones quedan integradas dentro del relato de Santiago).


 

VÍDEO (resumen)

 

 


 

Breve biografía:

Nació el 25-7-1922 en Balmaseda. Sus padres eran los de Balmaseda. Su madre era de caserío y su padre trabajó en el taller de ebanistería de Pereda, en Balmaseda (señala que antes estuvo limpiando parras por ahí).

Relata muy poco de su infancia. Indica que estudió en los Maristas hasta que llegó la Guerra Civil y su hijo indica que contaba que estando en el patio del colegio vio pasar aviones y pensó que hasta allí había llegado su educación. Su padre no luchó en la guerra sino que fue reclutado para orden público, para mantener el orden de noche principalmente. Dice que así estuvieron muchos.

Dice no recordar bombardeos pero su hijo matiza que no es cierto y que a él le contaba que sí hubo, señalando principalmente la bomba que cayó en Villa Lola, matando a un guarda que había allí. Igualmente el hijo indica que su padre contaba que lo pasaron muy mal y que un comandante se apoderó de la casa situada frente a los maristas.

El refugio que había en la calle Correría, donde tiene la Librería Maruri (su hijo indica que contaba que había dos en La Robla, en la calle Correría, en el Arroyo…) Santiago dice que los aviones venían de Vitoria entrando por el monte Arbaliza y, cuando sonaba la sirena, todos iban al refugio.

Recuerda que la entrada de los nacionales fue por Antuñano, cruzando Balmaseda por el paseo hasta llegar al puente del millonario y de ahí llegar a la plaza. Dice que en aquella época hubo hambre. Hubo que apretar los dientes. Había un Auxilio Social en la plazuela del marqués y que hubo gente que fue a la cárcel. También hace una mención a que las tropas estuvieron en San Roque, en mención de la batalla del Colisa.

Santiago trabajó toda su vida en La Robla. Entró como fogonero y acabó como maquinista. Hacía el viaje hasta Mataporquera. Relacionado con esto habla someramente del estraperlo (del que dice que había en todas partes). Primero habla de que lo traían en el tren correo de Losa (Burgos) y luego dice que se traía de Castilla. Traían harina, patatas… lo que podíanFaltaba de todo.

Del trabajo de las mujeres menciona específicamente La Cepillera donde dice que trabajaban muchas hasta que llevaron la fábrica a Vitoria. También señala que trabajaban muchas mujeres en Plomos y Boinas La Encartada y dice que su función en la industria del mueble era barnizar y lijar. Dice que en Balmaseda la gente vivía de la madera.

Otra labor de las mujeres era lavar la ropa al río. Dice que electricidad no faltó y menciona las centrales de Calvo y la de la fábrica de Plomos. Del agua corriente dice que algunos tenían agua pero que se iba a las fuentes a por ella.