Alberto Goffard Alejandre (1926)

 

Biografía breve:

Nació el 11 de julio de 1926, en Balmaseda (“encima de la farmacia de Morante”).   Su padre, Francisco “Paco” Goffard, era hijo de Jules François Goffard Dumont, nacido en Bélgica y director de la fábrica de mantas y boinas La Encartada desde finales del siglo XIX a mediados del siglo XX.   Su madre era hermana de Juanito Alejandre, director de la banda de música “La Particular”, muy conocida en Balmaseda.

Durante el primer año de la Guerra Civil, su padre se dedicó a ayudar a los refugiados que llegaban a Balmaseda, alojándoles en casas deshabitadas de la villa.   Eso le provocó profundas enemistades de miembros del bando nacional y cuando éstos tomaron Balmaseda, la familia al completo tuvo que huir a Bélgica aconsejados por el Cónsul de Bélgica.

Allí les atrapó la 2ª Guerra Mundial.   Pasaron mucha hambre y el mismo día que habían decidido regresar a Balmaseda a causa de sus penurias estalló la guerra y cerraron las fronteras.  Su padre fue reclutado por el ejército belga.   Debido a ello Alberto tuvo que trabajar en una fábrica de sombreros para ayudar a su familia a sobrevivir.   Tras el regreso del padre, destrozado, la familia comenzó a remontar trabajando en diversos lugares.   Primero estuvieron en Lieja donde trabajó para un déspota; más tarde trabajaron para un contratista que les ofreció una casa para vivir; posteriormente puso un taller de barnizado y pintura que trasladó a un edificio enorme poco después.   Empezaron con la madera y terminaron con los esmaltes.

Regresó temporadas concretas a Balmaseda, la primera cerca del 50.   Aquí conoció a su esposa (una de las hijas de Tomás Negro, Angelines) y con ella marchó a trabajar a Bélgica.   Finalmente, hace unos 20 años (años 90), tras la jubilación, vendió su negocio en Bélgica a sus obreros y regresó a Balmaseda.

 


 

VÍDEO

 

 


 

La industria del mueble y su padre:

Aunque Alberto no lo manifiesta (ni tampoco lo sabe) parece que su padre, Paco, fue uno de los primeros que tuvo un taller de muebles en Balmaseda.   Aunque es  cierto que resulta difícil concretar las fechas de las que está hablando, parece que Paco Goffard fue uno de los primeros ebanistas profesionales de Balmaseda.

Según cuenta Alberto, todos los hijos de Jules Goffard decidieron estudiar a excepción de su padre que sentía predilección por el trabajo manual.

Jules decidió enviar entonces a Paco a estudiar a Bilbao a “Artes y Oficios”, donde aprendió diversas cosas, entre ellas dibujo (dibujaba muy bien).   En un viaje que hizo a París a por trepa (chapa) vio el barniz ¿¿duo??? y decidió utilizarlo también en su taller de Balmaseda.   Debió montar un taller en La Tejera, en el barrio de Nocedal (como también nos ha señalado Dolores Goikoetxea) donde hacían ventanas, carpintería general…   Siguiendo sus conocimientos, construyó un dormitorio de excelente calidad que llevó a la Feria de Bilbao, vendiendo ochenta y tantos.
*** Si todo esto fue antes de la Guerra Civil, estamos hablando de uno de los primeros ebanistas de Balmaseda.

 

Guerra Civil:

Su primer recuerdo de la Guerra Civil es que los niños no iban a la escuela aunque no tuvo conciencia de estar en una guerra hasta el día en que un avión del bando nacional le lanzó una bomba.   El suceso ocurrió entre 1936 y 1937.   Había subido al barrio de Santo Domingo y un avión que volaba bajo les divisó a él y a otro amigo y les lanzó una bomba.   Afortunadamente en Santo Domingo había un muro con unos pinos que delimitaba la finca de Urrutia y la bomba cayó al otro lado del muro por lo que no les afectó.   Mató, en cambio, a un miliciano que se encontraba en ese lado.   Los milicianos vestían básicamente con un buzo y con las armas y cosas que podían llevar. Cree recordar que uno de los ricos del pueblo, Urrutia, había marchado de Balmaseda lo que se aprovechó para hacer allí un hospital.

Su padre, de tendencias de izquierdas aunque no afiliado a ningún partido, se dedicó a ayudar a los refugiados que llegaban a Balmaseda, ofreciéndoles los pisos vacíos.   Recuerda que tenía un escritorio en el ayuntamiento y una camioneta para trasladarlo.   Como ya se ha comentado, tuvo que huir con la familia tras la llegada de los nacionales.

 



 

Entrevista completa:

Enlace al archivo de la entrevista completa, protegido por contraseña.

Para poder visionarlo, ponerse en contacto con Harresi Kulturala Elkartea.

ENLACE